Es muy triste cuando una persona ha muerto, sin embargo, poder recordarlos como las personas alegres y amorosas que fueron, es una bendición y esto no lo permiten,